Como mantener una piscina

limpiafondos
limpiafondos

Si queremos mantener el agua de una piscina en las mejores condiciones y completamente transparente, se necesitan algunos pasos básicos a tener en cuenta. Aquí encontrará todo lo necesario sobre los productos químicos necesarios  cuando se tiene una piscina, el cuidado que se debe tener, y la forma de verificar si el agua está en perfectas condiciones.

Circuito

La bomba de presión

La bomba es la parte fundamental del circuito presurizado de filtración de una piscina. Es la responsable de hacer circular el agua a través del filtro de arena con el fin de limpiar el agua de polvo, impurezas y residuos antes de que vuelva a la piscina.

¿Cuánto tiempo  debe estar en marcha la bomba?

Para saber cuánto tiempo debe funcionar la bomba, hay que  tener en cuenta diferentes factores, como las medidas de la piscina, cuánto uso va a tener la piscina, el tamaño de la bomba, etc. La mejor forma de determinar qué tipo de sistema  de filtración y que bomba poner, es consultarlo con un profesional del ramo, pero os vamos a dar un pequeño truco para saber aproximadamente el tamaño y el tiempo de filtrado  que tiene que tener la bomba.

El tamaño de la bomba y del circuito de filtración, es fácil de determinar ya que en las especificaciones de dichos productos se informa del tamaño de las piscinas a las que van destinados. Hay sistemas de filtración para piscinas de 25 metros cúbicos, 40, 50 etc.

Una vez elegido el tamaño adecuado y el sistema de filtración para determinar cuánto tiempo debe estar circulando la bomba, únicamente hay que tener presente  que, de forma general, el agua de la piscina debe pasar una vez al día por el circuito de filtración.

La forma de calcular el tiempo es sencilla, ya que simplemente hay que dividir  la cantidad de metros cúbicos de agua de la piscina por la capacidad de filtración de la bomba.

Ejemplo: para una piscina  de 45 metros cúbicos, es decir 45 mil litrosl, y una bomba con una potencia de 10000 litros a la hora:

45000 litros / 10000litros= 4,5h

Es extremadamente fácil calcular cuánto tiempo debe estar en marcha la bomba de forma aproximada,  ya que la capacidad de filtración de la bomba viene en las características del producto, y la capacidad de la piscina se puede calcular de forma sencilla multiplicando el ancho el alto y la altura de la piscina.

Bien es cierto que en caso de que haga calor, o los alrededores de la piscina tengan vegetación, polvo, incluso si la piscina tiene mucho uso, es posible que se tenga que tener más tiempo en marcha el circuito de filtración.

El sistema de filtrado

El sistema de filtrado tiene la función de eliminar toda la suciedad y los residuos que están dentro del agua de la piscina.

El primer filtro que existe es el de los skimmers, que son las entradas  que hay a la misma altura que el nivel del agua, y que llevan al sistema de filtración. Suelen estar situados en la parte opuesta a los chorros de impulsión del agua de retorno de la bomba y también en el fondo de la piscina.

Los skimmers tienen una cesta que sirve para recoger los residuos más grandes como hojas, pelos y juguetes de niños,  y se pueden extraer fácilmente para limpiar.

El segundo filtro es el prefiltro que tiene la bomba de impulsión. Es una cesta muy parecida al skimmer, pero más pequeña, que se encuentra en la bomba de presión. Suele tener una tapa transparente enroscable para poder sacarlo y limpiarlo.

Los skimmers y el prefiltro de la bomba se limpian de forma manual cómo se explica un poco más abajo, mientras que el filtro de arena de la piscina se limpia con lavados contracorriente, que también se explicaran un poco más adelante.

¿Cómo se limpia el filtro de la piscina?

Muy bien, ya tenemos elegida la bomba, el filtro y sabemos cuántas horas tiene que funcionar. Ahora debemos saber cómo limpiar el filtro una vez que esté sucio,  ya que si no se limpia de forma regular la capacidad de limpieza y filtraje disminuye, además de que podemos aumentar la presión del circuito hasta provocar un fallo.

La forma de limpiar el filtro de arena de la piscina es a través de la válvula que tiene el circuito. Con  la bomba apagada se debe girar la manivela de la válvula a la posición de lavado y posteriormente encender la bomba.

Eso  hará que la dirección de la circulación del agua se invierta dentro del filtro y que toda la suciedad que ha estado acumulando durante las horas de filtrado salgan por el desagüe.  No olvidemos que cada vez que hacemos un lavado toda el agua que se está utilizando para limpiar el filtro se está desechando directamente por lo que la piscina se vacía.

Otro aspecto muy  importante es mantener siempre limpio el prefiltro que tiene la bomba depresión.

Es muy fácil de encontrar, ya que tiene como norma general una tapa transparente para ver si está muy cargado de suciedad,  y únicamente hay que recordar que para poder abrirlo, hay que tener la bomba apagada y las llaves de paso de los skimmers cerradas.

También hay que poner en posición cerrada la manivela de la válvula distribuidora del sistema de filtrado.

Una vez hecho esto se puede abrir  la tapa transparente del prefiltro con una palanca, que tienen al efecto y sacar el cesto para poder limpiarlo.

Por último es importante que tengamos presente que también hay que revisar regularmente los skimmers de la piscina ya que en ellos se acumulan una gran variedad de residuos, hojas, pelos, ramas, y como no, juguetes de niño.

Tipos de filtros

Cuando hablamos de sistemas  de filtración de piscinas podemos encontrar tres tipos diferentes de filtros que sirven para retirar los residuos de las piscinas

Filtros de arena

Los filtros de arena consisten en un depósito de arena cerrado por el que se hace pasar el agua de la piscina de forma forzada con una bomba.

En el transcurso de este flujo de agua a través de la arena, los residuos se quedan y  el agua es devuelta limpia a la piscina.

Hay diferentes tipos de arenas para estos filtros, pero últimamente se están poniendo de moda  las arenas de vidrio que son extremadamente duraderas y por tanto, a largo plazo suponen un menor coste.

Estos filtros se lavan invirtiendo el flujo de agua y desechando el agua resultante, de modo que toda la suciedad recogida en el filtro, es expulsada fuera del filtro con un lavado.

Los lavados de la arena del filtro son importantes pero no se debe abusar de ellos, ya que los filtros tienen mayor capacidad de filtrado cuando están ligeramente sucios, y además, cada vez que se realiza un lavado se está desechando agua con  el consiguiente coste de reposición.

Este tipo de filtros se debe limpiar cada temporada con un limpiador específico de filtros de arena con el fin de mantener su efectividad.

Filtros de cartucho

Los filtros de cartucho son un tipo de filtros  por los que se fuerza el paso de agua, de la misma forma que ocurre con los filtros de arena.

Los principios de funcionamiento son los mismos que con los filtros de arena, pero en este caso el cartucho está compuesto de materiales  más parecidos al textil que no a la arena.

Este tipo de filtro se limpia cada vez que  llega su ciclo de lavado y se pueden reutilizar durante mucho tiempo.  

Es un sistema más económico que el anterior, aunque requiere de disponer de varios filtros, a fin de poder seguir teniendo capacidad de filtrado cuando los filtros se están limpiando, cosa que conlleva unas cuantas horas.

Filtros de tierra de diatomeas

Los filtros de tierra de diatomeas funcionan de la misma forma  a como lo hacen los filtros de arena.

La diferencia fundamental es que los filtros de tierra de diatomeas son capaces de filtrar partículas mucho más finas que el resto de arenas o cartuchos, por lo que producen una gran claridad en el agua.

El mayor hándicap que tienen este tipo de  arenas es que tienen un gran porcentaje de pérdida a la hora de hacer los  contra lavados, por lo que es necesario ir reponiendo la arena cada cierto tiempo a fin de que el filtro no pierda rendimiento, con el consiguiente trabajo e incremento del precio.

Control de los niveles

Se deben  revisar de forma regular los diferentes niveles de una piscina  con el fin de mantener la salubridad del agua y el equilibrio de los diferentes productos químicos.

Esto redundará en seguridad y en confort para los  usuarios de la piscina.

La forma más rápida de realizar los controles de químicos en la piscina es a través de las tiras reactivas que permiten controlar el nivel de clorina, que es el producto que desinfecta, el nivel de pH que calcula la  acidez, y la alcalinidad.

También es importante  analizar que en la piscina no existan metales y que se mantengan los niveles de calcio adecuados  ya que se pueden producir manchas o incrustaciones dentro de la piscina.

PH

El pH es el indicador que nos dirá si el agua es ácida o básica y debe ajustarse y controlarse semanalmente.

Si el agua de la piscina se acidifica al  disminuir el pH se pueden dar casos de corrupción en los materiales de la piscina e incomodidad a la hora de nadar.

En el caso de que el pH se acerque a la parte más básica de la escala, es decir que aumente el ph, se podría producir incrustaciones, depósitos o aumento de la turbiedad del agua.

Para poder controlar el pH se venden diferentes productos como tiras reactivas, que son muy sencillas y muy baratas, y también medidores de pH que son un poco más caros pero son bastante más prácticos a la larga.

Un aspecto fundamental a la hora de hablar  del pH es que este influye en gran medida en la efectividad del cloro que se introduce en el agua de la piscina.

Para que nos hagamos una idea, la efectividad del cloro con un pH de 7 es de aproximadamente el 73% mientras que a un pH de 8,5 baja hasta el 10% únicamente.

Esta situación y se da mucho  en personas inexpertas en el cuidado de la piscina, que descubren para su desgracia, que por mucho cloro qué echan en la piscina siguen saliendo algas y la claridad de la piscina no mejora.

Bajar o subir el pHde una piscina es muy sencillo, ya que existen muchos productos químicos que se venden en los grandes almacenes, y que son muy fáciles de utilizar siguiendo las instrucciones del fabricante.

Dureza del agua

Cuando hablamos de dureza del agua nos referimos a la cantidad de calcio que hay suelta dentro de dicho líquido.

Cuando los niveles de dureza son muy bajos, pueden afectar a las juntas de los  revestimientos de las piscinas y hacer que su vida útil disminuya.

Por contra, cuando los niveles de calcio son altos se pueden producir depósitos en la piscina o el sistema de bombeo y filtración, lo que puede perjudicar la vida útil de su piscina.

La dureza del agua debe situarse aproximadamente en las 200 partes por millón de calcio, pero puede variar bastante en función del tipo de agua con el que se llene la piscina.

Realmente hay poco que hacer para cambiar la dureza del agua si no se desean utilizar costosos sistemas de descalcificación, de modo que a no ser que se  trate de un caso muy extremo de agua muy dura, es mejor intentar manejar los otros niveles y mantener este como estático.

El uso del cloro en la piscina

El cloro es el sistema más utilizado para desinfectar las piscinas ya que es relativamente barato y fácil de manejar.

Este producto se distribuye de formas muy diferentes como por ejemplo en tabletas, palos para poner en el skimmer, o gránulos.

El nivel de cloro libre en  el agua debe estar entre 1 y tres partes por millón en todo momento, y para ello simplemente hay que seguir las instrucciones que vienen en cada cada uno de los paquetes de los productos de cloro.

Cómo truco nos quedaremos con que es bastante mejor añadir el cloro cuando no le está dando el sol a la piscina, ya que así evitamos la evaporación y la pérdida de efectividad.

Otros productos químicos importantes

A la hora de desinfectar la piscina también se puede utilizar el bromo que resulta muy efectivo para matar bacterias y mantener la higiene de la piscina. En este caso es mucho más práctico instalar un aparato que distribuya el bromo de forma automática.

También se pueden utilizar  algicidas, qué sirven para ayudar a la eliminación de las algas. cómo norma general si los otros niveles químicos están correctos no tendrían que aparecer algas, pero en algunos casos es difícil conseguir ese equilibrio y la ayuda de los algicidas es muy buena a la hora de eliminarlas.

Los floculantes son aquellos productos químicos que se unen a las partículas de polvo de la piscina y aumentan su tamaño de forma que se depositen en el fondo de la piscina haciendo mucho más fácil su limpieza. Se utilizan cuando se quiere clarificar el agua  y se deben seguir siempre las instrucciones del fabricante para no conseguir el efecto contrario.